Los Mejores Parques Para Patinetas en Los Ángeles

Frontside Air | Foto cortesía Matt Devino, Flickr

En el sur de California, patinar es tan icónico como surfear. Sus raíces datan de los 50s, cuando los surfistas trataron de encontrar una forma de “surfear en la tierra” cuando las olas se calmaban. Esto dio origen al patinaje moderno. El deporte continuó creciendo y evolucionando junto con el Estado Dorado, y Los Ángeles en particular en su centro.
En 1963, se celebraron los primeros Campeonatos de Patinaje en L.A. En el campeonato se diferenciaban entre los “jodogueros” que preferían hacer trucos y suertes, y los “viajeros de la colina” que preferían bajar por la colina a grandes velocidades. Hoy en día aún se puede ver esta distinción en el patinaje a través de la popularidad de los parques de patinaje y el surgimiento de la tabla larga, que salió de los “viajeros de la colina”.

Property of Discover Los Angeles
Icónica foto de Wynn Miller | cortesía de Tony Alva, Facebook

En los 70s, surfistas de Dogtown y legendarios patinadores como Tony Alva y Stacy Peralta llevaron el deporte al siguiente nivel con nuevos y revolucionarios estilos, y trucos más impactantes, y fueron de los primeros en hacer lo de patinar en albercas vacías. A finales de los 70s y en los 80s, el patinaje continuó evolucionando, y negocios de patinaje como el Powell Peralta aparecieron.
La asociación entre el fabricante de tablas de patinar, George Powell, y Stacy Peralta no sólo revolucionó el patinaje, sino que también patrocinó a un grupo de patinetos llamados Bones Brigade. Este equipon estaba compuesto de grandes del patinaje como Tony Hawk y Rodney Mullen, quienes ayudaron a traer el patinaje al consciente colectivo en los 80s y 90s. En ésta década, el patinaje competitivo despegó con competencias como los X Games.
A través de toda esta historia, el sur de California, y en particular Los Ángeles, permanecieron el escenario central y tuvo patinetos viniendo de todo el mundo para patinar en los famosos parques donde comenzó el deporte. Sólo el condado tiene 21 parques públicos de patinaje, y en las calles es bastante normal ver patinadores pasando por el tráfico y alrededor de los peatones.
Aquí están los mejores 5 parques de patinaje en L.A. que no te debes perder en tu próxima visita, incluso si sólo vas a ver.

Property of Discover Los Angeles
Venice Beach Skatepark | Foto cortesía emilykneeter, Flickr

Parque de la Playa Venice

Este es un esencial parque de patinaje frente al mar, y siempre está lleno de patinadores viejos y jóvenes, novatos y veteranos. Si bien las vistas fuera del parque son impresionantes, las que puedes ver en el parque a menudo te dejan sin aliento. Con una diversidad de opciones como escaleras de concreto, andenes serpenteantes y albercas profundas, este parque de 20,000 pies cuadrados llama a los patinadores para que hagan todo tipo de suertes. Es el mejor lugar de la zona para ver gente. Si quieres probar la patinada, nomás no se te olvide el casco. Encontrarás además patinadores como Matt LeMond, Blake Johnson, y Leandre Sanders en el parque. Pásate por ahí para un paseo o para que los puedas ver en vivo en lugar de YouTube.

Property of Discover Los Angeles
Greg LeBlanc | Foto cortesía The Cove, Facebook

The Cove

Con 20,000 pies cuadrados, el The Cove es el lugar perfecto para que los patinadores se tiren en una profunda cuenca y alcancen óptimas velocidades para hacer toda clase de trucos. Incluso si tú no patinas, es divertido ir y ver a la gente hacerlo. Los trucos son bastante impresionantes para los espectadores. Este parque de Santa Mónica presume no sólo de sus cuencas, también sus rampas, escaleras y espacio para moverse, lo que lo hace un destino indispensable para cualquier patinador en L.A.

Property of Discover Los Angeles
Vintage skateboards | Foto cortesía Skatelab, Facebook

Skatelab

Este parque te hace sentir como si hubieras entrado en uno de los videojuegos de Tony Hawk’s Underground, pero este es real. Este parque abrió sus puertas en 1997, y fue diseñado originalmente por el Team Pain y construido por voluntarios de la localidad. Hoy en día es uno de los parques de patinaje más viejos de la región, y es hogar del Museo del Patinaje, el Salón de la Fama de las Patinetas  y un parque interior con cuatro únicas y divertidas secciones para explorar. Inspírate para ir al parque con la idea de ver las 5000 patinetas del museo y aprender más de las leyendas del deporte. Localizado en Simi Valley, el parque ofrece pases diarios por $17 y anuales por $49. Hay disponible para renta equipo de seguridad.

Property of Discover Los Angeles
Culver City Skatepark | Instagram de @freddagher

Parque de Culver City

Aunque es un poco más chico que otros parque, que van de los 10 a los 15 mil pies cuadrados, presume de una de las mejores albercas para patinaje en Los Ángeles. Su alberca con forma de trébol tiene dos bolsas de seis pies que hacen los trucos más retadores y divertidos. El parque también tiene una semipipa, y una amplia variedad de obstáculos (ríeles, escaleras y salientes) a lo largo de sus tres pistas. El parque usualmente está abierto hasta el atardecer, y tiene personal trabajando. Los cascos y coderas son obligatorios en el parque.

Property of Discover Los Angeles
Belvedere Skatepark | Instagram cortesía @will_martinez

Parque Belvedere

A primera vista, el parque no pareciera tan impresionante como los parques de la Playa Venice y Santa Mónica, pero este parque comunitario del este de L.A. tiene algunos trucos bajo la manga. Una vez que patinan ahí, la gente se da cuenta de la alegría que traen los paseos por paredes anchas y jugar en una amplia calle. Si estás buscando mejorar tus transiciones, este es el lugar. Es una divertida jungla de concreto y uno de los mejores parques de patinaje en el Este de L.A.