Descubre los Bares Escondidos en Los Ángeles

Foto cortesía The Edison, Facebook

El concepto del bar clandestino de la época de la prohibición no es un secreto para la vida nocturna de Los Ángeles, pero puede ser difícil llevar la cuenta de todas las entradas ocultas, claves secretas y temas de menú cambiantes. Si bien hay suficientes bares para visitar, cada espacio es un sitio que merece decifrar su código, ya sea para beber, bailar y mucho más. Visítalos a todos para conocer las distintas perspectivas del acto de beber en Los Ángeles, ya que no sólo cada sitio cambia su menú de cocteles con regularidad, todos tienen su propio toque inesperado. Ya sea el karaoke, cigarros, una pista de baile brillante o simplemente una entrada difícil de encontrar, estos bares tienen sorpresas esperando por ti.

Ten Pound at Montage Beverly Hills | Photo: MBH Architecture

£10



Hay muchas razones para visitar el Montage de Beverly Hills, pero el bar de whiskey Macallan conocido como £10 (o "Diez Libras") está entre los primeros para los aficionados del escocés puro de malta donde sea. Sube por la escalera oculta hasta el lujo sin límites, con espacios privados de lounge con cristal Lalique viendo a los Jardines del Cañón Beverly. El queso cheddar añejado de Hook y tocino de primera se sirven como el complemento perfecto para tu whiskey, sin importar que tan añejado lo pidas. Nota: hay un mínimo de $50 por persona.

Bar 1886 en The Raymond



Localizado en Pasadena sur, el bar 1886 puede ser algo difícil de encontrar si no estás comiendo ya en The Raymond. El bar escondido detrás de este sitio es un pequeño y encantador escape, ya sea que te sientes en el patio o a la mesa, un banco alto o en la barra. El menú cambiante de cocteles es por mucho el mejor del vecindario, pero te sorprendería lo fantásticas que son sus botanas. En el bar 1886, beberás sólo con los conocedores, y gracias a más de 600 cocteles de la casa realmente innovadores y que no están en el menú, siempre hay algo nuevo cada vez que regreses.

Blind Barber



Este sitio le da significado a la frase “Negocio por enfrente, fiesta por atrás”. Pero en esta barbería harás más que cambiar tu viejo estilo de cabello, también obtendrás un coctel con cada servicio. Por supuesto, siempre puedes ir directo a la fiesta, que está pasando la puerta en la parte trasera de la barbería. El menú de cocteles es corto y perfecto para acompañarlo de su extenso menú de queso derretido, contando con sándwiches y combinaciones de pan y queso que nunca habrías creído posible.

Break Room 86



La más reciente adición a la colección del Houston Hospitality es este karaoke con tema de los 80s detrás del Hotel The Line en el Barrio Coreano. Con nombres de cocteles que te recordarán a tu ídolo juvenil favorita y una banda sonora como tu cinta preferida, siempre tendrás un rato divertido. Reserva un cuarto privado para ti y tus amigos, ya sea que estés ahí por el karaoke o por el Atari. Y si quieres más de los bares de época de los hermanos Houston, ve al Good Times en el Davey Wayne's para llegar a los 70s, a La Descarga para un rápido viaje a la Habana, y al Dirty Laundry para algo de bebidas clandestinas. 

Crane’s Bar, Centro de L.A.



Reubicado desde su sitio en Hollywood, este bar es un salón íntimo escaleras abajo en el Centro de L.A. que está diseñado para parecer una vieja bóveda bancaria, haciéndolo realmente único para una experiencia de bebidas casual. Es tanto un bar deportivo como un destino secreto para beber, así que siempre puedes ver el juego aquí; y si tienes hambre de comida china, tienes acceso al Peking Tavern de al lado. También celebran los días festivos con bebidas especiales y noches de trivia, así que trae tu sombrero de fiesta y tu gorra de pensar para mayor diversión.

El Del Monte



Localizado debajo del Ayuntamiento cerca del Muelle de la Playa Venice, el Del Monte es uno de los lugares de música más históricos de Los Ángeles. Este sitio operó como un bar clandestino durante la Prohibición, con túneles ocultos para transportar los bienes, entonces ilegales. La entrada al Del Monte está escondida en la tienda de “abarrotes” del Menotti, pero ya que la encuentras bajarás por las escaleras a una fiesta de cocteles artesanales, música en vivo, comedia y burlesque. Revisa su agenda si prefieres saber de antemano en qué te vas a meter.

The Edison



Entra por un callejón en el Centro de L.A. y baja las escaleras hasta este impresionante bar de cocteles artesanales de alto volumen. Se única dentro de una vieja planta eléctrica, y continúa siendo un bastión de la vida nocturna de L.A. Los jueves, te deleitarás con un espectáculo de burlesque dentro de los confines industriales y góticos del bar. Considerando su enorme espacio, tienen un extenso menú de comida, cocteles y otras bebidas alcohólicas para que los clientes disfruten. Hay crédito extra para los clientes que lleguen con vestimenta de los 20s.

Salón Sassafras



Como si los cocteles y la música en vivo no fueran razón suficiente para visitar el Salón Sassafras, ahora está también este bar escaleras arriba en un escenario que parece un ático. Entra por la puerta de cobre en la calle Vine #1231, y luego sube las escaleras a la fiesta de baile del Genesis. El sitio tiene lagartos y cabezas de mandriles de peluche, papel tapiz desgastado, y Manhattans añejados en barril. Se inspiraron en la vieja Ciudad de Nueva York, donde una fiesta de baile comenzó con sólo lo básico: cuatro paredes. Reserva tu lugar con anticipación o sólo llega y ya, no hay código de vestimenta, así que puedes llegar directo a bailar.

Honeycut



Entrar a un bar por la puerta en un callejón nunca pasa de moda, y eso sólo es el principio de una noche en el Honeycut. Puedes adoptar uno o ambos ambientes que este bar ofrece. Por un lado, tirarte en el sillón o ensillarte en el bar con selecciones de sus menús de cocteles, ponches, vinos y cervezas. U ordena la Mochila, es decir, una mochila llena hasta el tope con licores, perfecta para caminar por ahí mientras bebes, y te aseguras de ser el alma de la fiesta. Por otro lado, aterriza con un DJ u un piso de baile disco iluminado. Hay bebidas y cocteles en barriles que serían los protagonistas, si no fuera por tus sorprendentes movimientos de baile.

Lock & Key



Tus bebidas nocturnas quedarán a la espera de ti mientras tratas de decodificar la entrada a este bar del Barrio Coreano, pero no te preocupes, todo es parte de la diversión. Una vez que estés dentro del bar, disfrutarás de una barra larga y un lounge con tonos oscuros, y cocteles emblemáticos así como viejos clásicos. Las barras iluminadas y asientos de peluche te dan el perfecto trasfondo para tu noche que puede contar con música en vivo.

R Bar



Para entrar en este bar necesitarás una palabra clave, que no te ocupará más que una simple búsqueda en sus canales de redes sociales. Pero una vez que estés abordo de este bar de tema pirata, disfrutarás de bebidas especiales y karaoke para las masas. Si te gusta disfrazarte, tendrás recompensas: también puedes hacer una simple búsqueda para encontrar el tema de cada noche, y puedas planear al respecto. El lugar pertenece ultimadamente a la gente, porque el R Bar es nuestro bar.

The Varnish



Este sitio es conocido ampliamente como uno de los bares de cocteles clandestinos originales de Los Ángeles. Tendrás la difícil tarea de sobrepasar el delicioso aroma del Dip Francés del Cole’s para pasar por la puerta en la parte de atrás, aunque eres libre de pedir algunos sándwiches mientras estás dentro del bar. Una vez que estés ahí, disfrutarás unos de los mejores cocteles en la ciudad en uno de los más elegantes escenarios. Sus especiales cambian a diario, lo que es apropiado ya que la mejor forma de ordenar es a elección del cantinero. Si visitas del domingo al martes, también disfrutarás de jazz en vivo como tu trasfondo musical para lo mejor en sofisticación.

The Walker Inn



De por sí el Club Normandie ya está escondido a plena vista, tendrás que entrar a este animado club del Barrio Coreano para abrir la “Puerta Secreta” al The Walker Inn. Si bien ocasionalmente hay asientos libres, se recomienda altamente la reservación para este bar único de 27 asientos que cuenta con un coctel omakase a dos precios. Bien vale la pena, ya que el menú temático de este temático bar con estilo de mediados de siglo cambia cada seis semanas. Este bar de verdad lleva los cocteles de L.A. al siguiente nivel, así que prepárate para asombrarte.