La Guía dineL.A. de Little Tokyo

Main image for guide titled La Guía dineL.A. de Little Tokyo
Foto cortesía de Simbal, Facebook

El Little Tokyo en el Centro de Los Ángeles es uno de los principales destinos culinarios de la ciudad. Escarba un poco y encontrarás las opciones para cenar en este histórico distrito no se limitan a sus aclamados puestos de sushi y ramen. Desde un lounge estilo Italiano hasta salchichas coreanas, sigue leyendo la guía dineL.A.® de Little Tokyo.

Baldoria



El Baldoria abrió desde mayo de 2016, y es un animado lugar para reunirse del chef Duke Gervais (Cube, Pizzería Antica) y David King, anterior sumiller del Mozza. El otrora lugar del Aburiya Toranoko ha sido transformado por Project M+ en un lounge minimalista con paredes de ladrillo blanco, madera oscura, lámparas de mitad de siglo y acentos de patrones negros. Las mesas comunales y platillos compartidos estilo familiar ayudan a crear una sensación de festejo familiar. A los comensales se les invita a que se paseen por el cuarto, llévate tu marcador contigo y cualquier mesero puede añadir más órdenes a tu cuenta. El programa del bar ofrece cocteles embotelladlos “de edición limitada”, abre una carbonada Cuba Libre (Ron Smith & Cross, Ramazotti Amaro, limón) y viértela sobre un cubo de hielo gigante para un comienzo refrescante en el Baldoria.

Engulle platillos “Sin Carne” como uvas con corteza de pistache, aceitunas marinadas de la casa y papitas fritas de Weiser Farms. Opciones más saludables son por ejemplo las crestas BLT (tocino, tomate, lechuga) chamuscada, sandwichitos de puerco de Beeler, ravioles con costillitas fritas, y alitas de pato condimentadas estilo Caribe. Las pizzas disponibles son de pulpo quemado, la “Caliente” con chorizo picante, salsa arrabbiata y chiles shishito, así como la Lil’ Tokyo Steak, hecha en una plancha de acero marinada en miso, yuzu kosho, hongos shiitake, chiles shishito, cebolla morada y mizuna. La hora feliz (de lunes a viernes, 4 a 7 de la tarde) pegó rápidamente entre los lugareños, pues ofrece las pizzas especiales del lugar en $8, $6 por el doble aperitivo, y 20% de descuento en cervezas artesanales y vino.

Far Bar



Situado en la Calle 1ª en el histórico edificio Far East, el Far Bar cuenta con una animosa barra principal, con numerosas pantallas planas, decenas de cervezas artesanales en barril, y cocteles estilo asiático y botanas de bar. Hay una segunda barra discretamente localizada al lado del patio del bar por la Calle 1ª, con una enorme lista de cientos de borbones, cervezas de una malta y whiskies japoneses. El Far Bar cuenta con una popular hora feliz diaria (lunes a viernes de 3 a 7 de la tarde, y fines de semana de 9 de la noche hasta el cierre) que ofrece grandes descuentos en cerveza, vino, sake, cocteles y botanas de bar.

Hama Sushi



Con su sushi de alta calidad y sólo veinte asientos, es prácticamente un hecho el tener que esperar para comer en el Hama Sushi en la Japanese Village Plaza. Hay letreros puestos por todo el lugar informándoles a los comensales que el Hama es un establecimiento dedicado únicamente al sushi, o sea no hay tempura, ni teriyaki ni fideos. Ni siquiera puedes pedir arroz solo. El enfoque es en sushi tradicional (el pescado crudo sobre arroz), y si tienes la suficiente suerte como para conseguir un asiento en el bar, puedes ordenar sushi expertamente preparado como el amaebi (camarón dulce) translúcido, panza de salmón aterciopelado y uni (erizo de mar) de Santa Bárbara. El rollo de atún picosito es uno de los favoritos del lugar. Los chefs del sushi son bien conocidos por el enfoque que ponen en su trabajo (no esperes una plática amistosa con ellos).

JiST Cafe



Este pequeño café se encuentra al lado del East West Players y ha estado en la familia Ishii por más de 70 años. En sus tiempos, el puesto de mamá y papá Ishii fue puesto en el mapa gracias a sus empanaditas cashu, allá por los 40s. Las encarnaciones como Tokyo Gardens y Tokyo Café cambiaron el restaurante de comida grasosa por un tradicional sitio de almuerzos japoneses. El chef Glen Ishii continúa el legado familiar, preservando el marinado cashu de su madre y dándole nueva vida con el cashu de panza de puerco del JiST Café. De acuerdo a su sitio web, la base se añade y se cocina diariamente, “mejorando los sabores profundamente cada año que pasa”. El estelar Chashu Hash Skillet tiene cashu de panza de puerco caramelizado con dos huevos de seis minutos arriba y servidos con papas de desayuno y tiras de pimiento rojo. Otro destacado son los hot cakes hechos con batido crème fraîche hecho a mano, aderezados con chocolate 60% de chocolate TCHO y plátanos frescos. El Porky Omurice es un clásico omelet con arroz frito y cátsup, con jamón ahumado Prime Smoked Meats y una salsa semiglaseada. El Angeleno Veg Omelette Scramble ofrece coles de Bruselas, ajo, hongos y rodajas de limón.

Marugame Monzo



Al lado del más reconocido Daikokuya se encuentra el Marugame Monzo, un especialista en udon que cuenta con un escaparate para que los comensales puedan ver a los cocineros enrollar la masa y hábilmente cortar los hilos de udon. Los fideos recién preparados son ofrecidos en muchas variantes frías y calientes, incluyendo platillos representativos como el rico y cremoso Udon de Calamar Mentai en Mantequilla, que viene con masago (hueva de bacalao) y un poco de picante. El saludable Udon de Miso a la Carbonara mezcla influencias japonesas e italianas en un viscoso caldo con tocino. El Udon de Ciruela Shiso Bukkake viene con fideos fríos, pasta de ciruela, hojas de shiso, cebollín, y hojuelas de katsuboushi (hojuelas de atún ahumado), servido con jengibre crudo rayado y un pequeño tazón de caldo dashi de pescado frío.

Men Oh Tokushima Ramen



Localizado en la Plaza Honda en la Calle 2ª, el Men Oh Tokushima Ramen cuenta con un platillo representativo de caldo de ramen conocido por su sabor y rico en umami hecho de huesos de puerco Kurobuta, cocinado por 16 horas e infuso con el sazonador de soya especial de la casa. El tazón de ramen Tokushima tiene fideos lisos de grosor medio aderezado con butabara (panza de puerco sofrito) tiene una textura y sabor distintivos. También se ofrece el cashu tradicional, junto con brotes de bambú, cebollas verdes, brotes de frijol, y huevo sazonado y cocido.

Seoul Sausage Co.

Fundado por los hermanos Ted y Yong Kim junto con el chef Chris Oh, la Seoul Sausage Company obtuvo la atención nacional cuando ganaron la Temporada 3 de The Great Food Truck Race. Siguiendo su establecimiento en Sawtelle Japantown, abrieron un Seoul Sausage Co. en Little Tokyo en el edificio AVA, Los Angeles Street en septiembre de 2015. El iluminado y aireado espacio cuenta con un pulcro interior acentuado con madera y metal.

Las salchichas emblemáticas del lugar son el de kalbi con aderezo kimchi, alioli de jalapeño y ajo con chalotes fritos; puerco picante con ensalada de manzana y repollo; y el Angelino, una salchicha picante con pedacitos de tocino, puré de frijol negro, crema de aguacate y pico de gallo. También hay sándwiches como el Vinny's Fried Chicken, el Breakfast Sammie (servido todo el día), y The Only Kalbi Burger, una hamburguesa de res marinada estilo coreano aderezado con alioli de jalapeño y ajo, cebollas encurtidas y huevo frito. Ve con amigos para que se coman un Fred Kim Flintstone (costillitas con hueso cocidas a fuego lento) o el Da Rappoki, una sopa de ramen picante con panza de puerco rostizada, bolas de arroz y un huevo cocido. El almuerzo cuenta con especiales como el OG Combo de 10 dólares (salchicha de kalbi o puerco picante, guarnición y bebida) y el The Great Food Truck Race Combo, una hamburguesa de kalbi, bolas de arroz frito kimchi y bebida por $14. El slogan de la hora feliz es “Ahorra Agua, Bebe Soju” (lunes a viernes de 4 de la tarde a las 8 de la noche), que incluye platillos de $6 como el queso fundido kimchi, un probador de salchichas y ensalada de pollo. Pásatelos con un soju a mitad de precio o una cerveza Hite.

Shin Sen Gumi



Desde el Shin Sen Gumi original en Gardena, el grupo restaurantero se ha expandido con sucursales por todo L.A., el Condado Orange y Tokyo. La sucursal de Little Tokyo se especializa en ramen hakata, conocido por sus fideos delgados y su rico y lechoso caldo tonkotsu. Este tazón cuenta con un precio al alcance del bolsillo de $6.95, y trae cashu en rebanadas, cebollín cortado, jengibre rojo y está rociado con semillas de sésamo. Puedes personalizar tu tazón con aderezos extras como el huevo marinado, miso picante, espinaca o takana (mostaza china). Hay combos de aderezos como los Aderezos para el Aguante (hojuelas de ajo, huevo escalfado, kimchi), Aderezos Crujientes (oreja de cerdo crujiente, huevo escalfado, cebolla crujiente), Aderezos Sobrecargados (chuleta de puerco, costillas, cashu de corte grueso) y el Trío Italiano (queso mozarela, pasta de albahaca con tomate, pimienta negra). El extenso menú va más allá del ramen, con una amplia variedad de selecciones que incluyen ensaladas, platillos fríos, tazones de arroz y una sección de fritangas con pollo, ostras y tentáculos de calamar.

Simbal

Metido en el Little Tokyo Mall por el lado de San Pedro, el Simbal es una gema escondida que presenta influencias globales del propietario y chef Shawn Pham. Con un enfoque en la cocina del sureste asiático, el menú creativo de Pham combina la tradición con la diversión, con platos compartidos diseñados para mezclar y combinar, y una rebosante cocina abierta que da esa sensación cosmopolita. Para sumarle a la animada escena, hay carritos de dim sum con especiales diarias que merodean por el comedor. Algunos puntos interesantes del menú incluyen ensalada banh mi con daikon picado y zanahorias, salchichas vietnamitas, queso de cerdo y pepino; tofu crujiente marinado con hojuelas de chile, berenjena ahumada y arroz inflado; panza de cerdo cocida con jugo fresco de coco y huevos marinados; y calabaza rostizada con chile a la parrilla, cebolletas y pan chino.

Main image for guide_item titled
Chicken katsu don en Suehiro Cafe | Foto cortesía de Ron Dollete, Flickr

Suehiro Cafe



Después de unas bebidas en el Wolf & Crane o un poco de jazz en el Blue Whale, puedes ir por algo de comer al Café Suehiro, un humilde café japonés en la Calle 1ª. Abre hasta las 3 de la madrugada los fines de semana, y ofrece un poco de todo en su rústico menú; su especial de la casa es el udon de res, que no es muy salada y es bastante sustanciosa; sus platos de combinaciones con gyoza (de puerco o vegetales), katsu de puerco o macarelas asadas a la parrilla, arroz y espinacas al sésamo, son el epítome de la comida tradicional japonesa. A veces este ambiente es todo lo que necesitas después de una noche de fiesta o una tarde de negocios. También sirven un decente sushi y sashimi, por si se te antoja después de media noche.

Sushi Gen Restaurant



Para disfrutar de uno de los mejores sitios de sushi en L.A., ve al Sushi Gen, localizado en la Plaza Honda. Justo antes de las once de la mañana cada día, los ávidos comensales hacen filas para comer el afamado especial de sashimi, que cuesta sólo 15 dólares. El especial viene con misoshiro, un platillo de tofu calientito, un gran tazón de arroz, y un gran plato de sashimi. La selección de pescado varía, pero usualmente incluye atún, aleta amarilla, atún picante o toro, pulpo, una montaña de algas y pescado cocido. Nota que el especial sólo está disponible en la mesa, no en la barra de sushi.