Descubre las Joyas Escondidas de San Pedro

Warner Grand Theatre | Foto cortesía de Mr Gold, Flickr

Con su larga historia, ocupado puerto y atmósfera relajada, cualquiera consideraría a San Pedro como una joya escondida de Los Ángeles en sí mismo. Desde las raíces del barrio en la clase trabajadora, han emergido una escena artística local floreciente y bastantes curiosidades para explorar. Lee sobre sitios y eventos que pueden llegar a pasar desapercibidos.

Gallery exhibit at San Pedro First Thursday | Instagram de @rebecca.aguirre

Primeros Jueves del Mes



San Pedro tiene una fuerte comunidad de negocios y una similar escena artística. Esto crea la perfecta atmósfera para los Primeros Jueves, el paseo de arte comunitario que se lleva a cabo los primeros jueves de cada mes. A través del área de artes del Centro histórico, las galerías abren sus puertas al público con exhibiciones y eventos educativos, restaurantes y negocios ofrecen especiales esos días y entretenimiento en vivo, y los residentes llenan la calle, mezclándose con los vecinos. Cualquier dueño de negocio de las calles 6a y 7a mencionarán el Paseo de Arte a pocos minutos de una conversación, así de importante es el evento.

The Arcade Building | Instagram de @matthasnofriends

The Arcade Building

Construido a principios del siglo XX para el comerciante de pescados de San Pedro, Aleck Carresi para reflejar el estilo de su nativa Nápoles, esta arcada comercial es un emblema arquitectónico del viejo Centro de San Pedro. El edificio le fue famosamente añadido un tercer piso al levantar los pisos dúplex de la familia Carresi y construyendo espacios de negocios debajo. En 1986 fue restaurado a su estética original, y permanece como una obra de estilo europeo retro entre las tiendas de zapatos y de discos de la calle 6a con sus azulejos italianos, accesorios de hierro forjado y un brillante patio iluminado. Alberga una amplia variedad de negocios locales como la boutique de mujeres Ms. Alexander (otra joya de negocios locales) y la librería y galería de arte Philippine Expressions.

Acuario Marino Cabrillo



A menudo eclipsado por el Acuario del Pacífico, este acuario de tamaño medio se localiza al lado del Parque Costero de la Playa Cabrillo y compensa su carencia de enormes tanques de alta tecnología con un fuerte compromiso con la educación. Los padres festejan la accesibilidad para los niños pequeños, en tamaño y contenido, y los docentes entusiastas y serviciales. Toda la vida marina en el acuario es del Sur de California, y su programa de entrenamiento de investigaciones entrena a las personas para monitorear la salud de las costas. La entrada es por donación, siendo la sugerida de $5 por adulto y $1 por niño.

The Corner Store | Instagram de @signmonger

The Corner Store

Para ser un restaurante tan atesorado, sorpresivamente casi no ha sido objeto de la notoriedad. EL edificio ha permanecido como un mercado y deli desde 1947, pero fue en 2006 que la propietaria y “alcaldesa” no oficial de San Pedro, Peggy Lindquist y su esposo Bruce, se hicieron cargo; y desde entonces, la tienda se ha convertido en un destino para postres y conversación, junto con bebidas de su famosa colección de decenas de sodas artesanales. La parte de la calle 37ª Oeste en que se encuentra esta tienda tiene una vibra suburbana, cuando la vez te imaginas una pintoresca tienda dentro, no un mercado de especialidades y deli que sirve sándwiches de primera clase junto con vino, mercancía de San Pedro, y el “mejor café de la ciudad” de acuerdo a varias personas.

Guitar Safari | Instagram de @rubywag_design

Guitar Safari

El propietario Dirk Vandenberg arregla guitarras y amplificadores. Tiene una colección de hermosos instrumentos antiguos así como vinilos que ni siquiera sabías que existían. Pero también te puede hablar de la escena punk de L.A. en los 80s, porque estuvo en medio de ella, arreglando guitarras y contribuyendo a varios álbumes. Más que una tienda independiente de guitarras (que ya es algo, sobretodo en esta era de grandes minoristas), tiene una historia y una atmósfera que se quedan contigo. Vandenberg ha tenido una tienda de guitarras en San Pedro por más de 20 años, y su versión actual en la calle 6ª Oeste es un gran ejemplo de esa sensación amistosa única de San Pedro. Asegúrate de llamar antes de ir, ya que su horario varía.

Foto cortesía House 1002

House 1002

En un vecindario con su buena dosis de tiendas de artículos clásicos, ésta resalta. El espacio en sí mismo solía albergar un supermercado (el edificio data de los años 20s) y ha sido restaurado cariñosamente, revelando vigas expuestas y ladrillos y espacios de jardín para esculturas y arte en pasto. Fundado por un grupo de artistas locales y diseñadores, el lugar también ofrece piezas nuevas y personalizadas creadas con la pericia de los propietarios artesanos. Los amantes de las cosas retro, lo raro, antiguo o artístico encontrarán algo para amar aquí.

JDC Records | Instagram de @mannygil17

JDC Records

Esta tienda abrió en la calle 6ª Oeste en el viejo Centro de San Pedro en diciembre de 2016, pero es parte de un legado que data de hace casi cuatro décadas atrás. Su propietario Jim Callon ha distribuido música en el sur de California desde 1979. Su lugar actual alberga cientos de discos de vinilo (LP, 12”, 10”, 7”), CDs y cintas de casete de cada género imaginable. Acércate a él tras las tablas en la parte trasera de la tienda y te ayudará a escoger música de acuerdo a tus gustos con la eficiencia del profesional de varias décadas que es. El espacio es limpio, perfectamente bien organizado y cuenta con lo que sin duda se pueden llamar unas apabullantemente impresionantes bocinas. Tiene el ambiente de una biblioteca museo cruzada con club de jazz.

Parque de Point Fermin



El punto más al sur de Los Ángeles, este tranquilo parque público abarca los acantilados que vigilan la playa Point Fermin, caminos de excursión, un campo de juegos, áreas de picnic y un histórico faro que tiene tours por donación cada semana. Los residentes aman la relativa paz y atmósfera familiar. Un pequeño anfiteatro presenta obras de Shakespeare cada verano. Para los fans de la historia y la arquitectura, el Faro de Point Fermin es uno de los tres faros idénticos que aún quedan en el país, construidos en 1874 con el estilo victoriano temprano, distinto del más prolífico estilo de la Reyna Anne que apareció años después. El faro cesó operaciones en 1941, pero en las últimas dos décadas ha sido restaurado fiel a su diseño original, en el que los guías de turistas voluntarios llevan a los visitantes por el recorrido tres veces al día. Para un poco de historia marítima y una refrescante brisa, este es el lugar correcto.

Teatro Warner Grand y el Gran Anexo



Otro beneficiario de la preservación arquitectónica, este cine de arte déco fue construido como uno de los tres cines opulentos de los Hermanos Warner en los 30s, junto con otras estructuras similares en Beverly Hills y la Playa Huntington. El Gran Teatro Warner es el único que aún queda de pie. Fue comprado por el Departamento de Asuntos Culturales de L.A. en 1996, el histórico teatro ha servido como un espacio comunitario para representaciones y eventos, contando con proyecciones de series de películas, graduaciones, obras y conciertos. Aún está bajo constante restauración para regresarlo a su gloria original, y es un maravilloso ejemplo de la conservación en progreso. El Gran Anexo sirve a la comunidad como un pequeño sitio para espectáculos íntimos y eventos.

Playa White Point/ Royal Palms



Hay muchas playas públicas y reservas de vida salvaje grandiosas en San Pedro, pero la Playa White Point/Royal Palms resalta por muchas razones. Su reclusión bajo los precipicios cerca del Parque White Point permite que no se sobresature de gente, y las vistas al océano y la isla Catalina son asombrosas. Los padres aman el campo de juegos cercado, y gente de todas las edades aman las fosas que sirven como bases para la vida marina cuando hay marea baja. Si sigues cuidadosamente tu camino por las formaciones rocosas, puedes sentir que te observan. Esto es debido a la colonia de gatos que viven en las rocas, lo que le ganó a White Point el sobrenombre de “playa de los gatos” y “playa gatitos” de parte de los residentes; mientras que los felinos son alimentados por los amantes de los animales en el área y ayuda a dar una sensación mágica a un sitio ya de por sí inspirador.